martes, 24 de enero de 2012

Nervios , sorpresa ,vergüenza y miedo, sentí una vez, todo eso al escuchar una voz a través del teléfono.

Nervios , sorpresa ,vergüenza y miedo, sentí una vez, todo eso al escuchar una voz a través del teléfono. Por la maldita inercia, había marcado el número equivocado, estaba claro que esa voz no era de una chica y mucho menos la de mi mejor amiga.  Su voz. La voz de la persona más importante para mi, la persona que siempre he amado en secreto, o al menos yo siempre he creído que se trate de amor.
Silencio. Un Suspiro. 
Y por fin, tragué saliva y hablé.
 Hable nerviosa y despacio, pensando cada cosa que decía , no quería meter la pata, como otras veces anteriores , pero aún sorprendida y feliz por que respondiera él, tenía unas ganas tremendas de colgar enseguida. 
Vergüenza. De nuevo Silencio, ni una voz al lado de la otra línea, solo se oía mi respiración. Sabía que esto no podía seguir así.
Y una vez que me excuse con cualquier tontería, Colgué. Ese día de nuevo me había vuelto a pasar, estaba llena de dudas por solo escuchar su voz.

4 comentarios:

  1. Muy bueno, mejorando día a día ::)
    Recuerda, "escribe con el corazón" jeje
    Un abrazo de Carlos Garcia ::)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Es algo que verdaderamente lo hice de corazón :)
      Por supuesto :D
      Saludos de P.R
      Espero poderme pasar pronto de nuevo por tu blog, tengo mucho que leer :)

      Eliminar